6 ventajas de utilizar minibodegas

La renta de minibodegas se refiere al alquiler temporal de un espacio destinado para el almacenamiento de diversos productos o mercancías. Esta forma de arrendamiento es por un tiempo determinado y puede tener precios que varían en función del tamaño y los atributos del almacén, aquí te dejamos algunas de las ventajas del uso de minibodegas:

1. Reducción de gastos

Las tarifas de arrendamiento de almacenes suelen ser fijas y, si se tienen en cuenta todos los servicios que prestan (seguridad, tecnología y mantenimiento de la zona, por ejemplo), resulta una opción muy rentable si se compara con los costes de un almacén propio. Del mismo modo, la organización del inventario en un almacén puede mejorar la eficiencia del trabajo de sus compañeros y, como resultado, eliminar los costes de despilfarro.


2. El espacio adecuado a sus necesidades

Los almacenes o minialmacenes en alquiler permiten a las empresas elegir el tamaño exacto del espacio que necesitan, con la ventaja añadida de poder ajustar ese tamaño en función de la demanda estacional, lo que podría ahorrar costes de almacenamiento.


3.   El centro neurálgico de la logística

Los almacenes ya no son sólo un lugar para guardar mercancías; las empresas actuales centradas en la logística pueden utilizarlos para centralizar todos sus procesos, incluida la carga de mercancías y el trabajo del personal operativo y administrativo. Esto puede ahorrar dinero en espacio administrativo y logística a largo plazo.


4.   Acceso a servicios beneficiosos

Al elegir esta opción, no sólo estarás alquilando un espacio, sino que también tendrás la opción de obtener otros servicios logísticos y ventajas de los proveedores, como equipamiento (embalaje y transporte de mercancías, seguridad o aparcamiento privado) y tecnología (temperatura controlada).


5.   La Seguridad

Los servicios de seguridad y vigilancia suelen estar incluidos en el coste del alquiler de un almacén o instalación de almacenamiento. Puede ahorrar dinero al no tener que invertir en cámaras de seguridad, cerraduras o personal de seguridad, así como pagar una prima de seguro más alta para cubrir todas sus pertenencias. De esta manera, puedes tener tranquilidad las 24 horas del día y controlar tu inventario mientras ahorras dinero.


6.   Disponibilidad y accesibilidad

Las empresas profesionales de alquiler de almacenes saben lo difícil que es encontrar instalaciones con las características adecuadas para las operaciones logísticas, especialmente en las grandes ciudades. Por eso resulta práctico alquilar un almacén que cumpla con todos sus requisitos técnicos y que esté en una buena ubicación, lo que le permitirá dirigir su negocio de forma más eficiente.





¿Por qué rentar una minibodega?

Almacenes personales o minialmacenes

Las minibodegas, también conocidas como almacenes personales, se crearon para satisfacer las necesidades logísticas de personas físicas y jurídicas. Son pequeños espacios que van desde 1 m3 hasta 80 o 120 m3 que se alquilan a corto plazo, lo que permite optimizar los costes y el espacio.

Es una alternativa muy interesante porque el cliente puede resolver sus necesidades de almacenaje en un espacio no tradicional, gracias a las múltiples opciones de tamaño, así como a la modulación de los mismos, por ejemplo se pueden ajustar a espacios más grandes o más pequeños, además de contar con todos los servicios de agua, electricidad, ascensor, seguridad y pólizas de seguro. Todo ello por un precio de alquiler mensual.

Por lo general, este servicio se ofrece en zonas cercanas a la vida cotidiana del cliente, lo que permite una eficiencia en las dificultades de transporte, que es un reto hoy en día debido a la congestión de las grandes ciudades y al crecimiento de las ciudades de tamaño medio sin una planificación clara.

Entre los clientes que utilizan los minibodegas se encuentran los que compran una vivienda y no se la entregan a tiempo, los que se trasladan, los que remodelan y los que necesitan guardar artículos para los que no tienen espacio en su casa, como adornos alternativos y navideños, equipos deportivos, ropa de invierno para viajes, herencias, etc.

Los clientes corporativos utilizan este servicio para guardar mercancías en tránsito, muebles que están listos para ser destruidos y asuntos de archivo muerto cuando se reorganizan y reconstruyen sus oficinas.

Las empresas más modernas prestan servicios complementarios, como el transporte, el embalaje y otros, para satisfacer las demandas esenciales de los consumidores.

Sin duda, la mejor respuesta para situaciones urgentes en las que el cliente necesita reducir los gastos de espacio.